Páginas

jueves, 15 de mayo de 2008

Porque el tocado lo vale




Quiero ese tocado!
Así de londinense lució Sarah Jessica Parker, en el estreno en Londres, de la esperadísima película de ' Sex in the City'.
El tocado rozando la extravagancia conjuga un fino y raro equilibrio entre delicadeza y espectáculo, no te cansas de mirarlo y sigues viendo a la persona que lo lleva.
Quien fuese Sarah Jessica para poder tenerlo!
Si hay algún complemento de moda que me gusta por encima de todo, ese es el sombrero o en su defecto tocado, lástima que no siempre encuentre el momento u ocasión apropiada para poder lucirlos, no sé a vosotros pero en mi caso es difícil.
O bien por el ritmo de vida que llevamos o bien sea por las circunstancias, es un complemento de moda que en la mayoría de casos queda relegado a bodas u ocasiones especiales; vamos que no me veo yo saliendo a la calle y yendo al trabajo con mariposillas revoloteando por mi cabeza, aunque no niego que me encantaría.
Una opción que aunque no llega al nivel de tocado, no hace que la gente piense que estoy perdiendo la cabeza, son las diademas que llevan incorporadas algún tipo de detalle con plumas, raso, cristales...etc. La opción perfecta para que muchas veces sean la guinda del pastel de cualquier estilismo que se precie, en Hazel tienen gran variedad y a precios más que razonables.

1 comentario:

Tita dijo...

Voila! Hay que atreverse, yo también me apuntaría, encantada, encantadisima!